Emprendimiento digital

El Emprendimiento digital no deja de ser una forma de emprendimiento en sí mismo, lo que lo hace diferente del emprendimiento tradicional es el entorno digital. En ambas figuras del emprendimiento, se debe pasar por las mismas fases y procesos, que conocerás en el desarrollo de cada cápsula digital de aprendizaje.

Lo importante es conocer las oportunidades que traen consigo las tecnologías digitales como por ejemplo: minimizar riesgos, maximizar las oportunidades para captar clientes, experimentar nuevos modelos de negocio y conocer más acerca de los clientes potenciales.

Adicionalmente, el emprendedor digital ya no quiere ni debe trabajar solo, ahora, la tendencia es utilizar las redes sociales y plataformas virtuales para emprender de forma colectiva, buscando entornos colaborativos y generando impactos sociales de forma masiva.

El emprendedor digital ya no piensa en un modelo de negocio tradicional, por el contrario se enfoca en ofrecer un producto o un servicio para un mercado global.

Iniciar a emprender en digital no suele ser costoso y mientras el proyecto alcanza la aceptación del mercado la financiación suele venir de los propios fondos del emprendedor , sin embargo, uno de los principales retos es lograr la financiación de los business angels y otras fuentes de inversión, lo cual puede resultar menos complicado si el proyecto es global.

Para que el proyecto sea de gran impacto procura tener en cuenta dos factores: 

1. Negocio verde: la preocupación por el medioambiente y la sociedad debe ser primordial para el emprendedor digital. 

2. Los clientes ya no van en busca de productos, sino de experiencias: mirar por los ojos del cliente es una prioridad que debes tener clara si quieres que tu negocio digital triunfe.

En CTeInnova Projects apoyamos el emprendimiento digital con propósito. Una de nuestras socias fundadoras Jeimy Amaya nos comparte en el artículo de la @revistaempresarialylaboral su opinión de cómo hacerlo.

El propósito

Encontrar el propósito en la vida es uno de los retos más grandes que tenemos, pero es simple, si logramos relacionar 4 factores fundamentales como son: la pasión, la profesión, la vocación y la misión.

La pasión

Cuando hacemos lo que amamos, y disfrutamos tanto de la forma en que lo hacemos con cada uno de nuestros talentos, es cuando nos sentimos plenamente identificados y decimos que hemos encontrado la verdadera pasión.

La profesión

Posteriormente cuando además de hacerlo solo por pasión y hallamos alguna empresa o persona que pague por eso que tan bien hacemos, entonces podemos decir que nos identificamos con esa profesión en la que seguro invertiremos nuestros recursos y esfuerzos para perfeccionar las habilidades.

La vocación y la misión

Ahora bien, al identificar las necesidades externas, y ver que con nuestros talentos y habilidades, generamos un valor agregado en cada una de estas, pero sentimos que no solo la retribución económica nos motiva a continuar trabajando por esta causa, es cuando podemos sentir que estamos ante una de nuestras tantas misiones en la vida; Y es aquí cuando sentimos que todo fluye, y que la suma de estos cuatro factores es realmente nuestro propósito.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?